Duyurular

Dış Haber: Turquía penalizará las inseminaciones con esperma u óvulos ‘extranjeros’

EFE | ELMUNDO.esANKARA | MADRID.- Las autoridades turcas quieren detener el uso de esperma y óvulos extranjeros en los tratamientos de fertilidad de sus ciudadanos, con una nueva ley que prohíbe recurrir a ese material genético y que algunos expertos no han dudado de calificar de ‘racista’.

En Turquía la inseminación artificial ya era ilegal, pero las mujeres podían viajar a otros paísespara recurrir a estos tratamientos. Sin embargo,

el Ministerio de Sanidad del país acaba de aprobar una nueva regulación que abre la posibilidad de encarcelar a las ciudadanas turcas que queden embarazadas con el esperma o los óvulos de bancos de donación en el extranjero.

La medida también afectaría a los donantes y a los doctores que recomienden esos centros en el extranjero.

Según el presidente de la Asociación turca de Ginecólogos y Obstetras, Ismail Mete Itil, el número de mujeres que viajan para someterse a estas técnicas de reproducción es muy bajo, menos de 100 al año. No obstante, este experto muestra su preocupación sobre las implicaciones que puede tener la nueva regulación en otras áreas.

El diario ‘Aksam’ ha llevado el polémico asunto a su portada titulando ‘Quienes tengan hijos de bancos de esperma extranjeros serán encarcelados tres años’ y también señala que la nueva regulación va encaminada a proteger la “raza turca”.

En declaraciones a Efe, el doctor Bulent Tiras, vicepresidente de la Asociación turca de Ginecología y Obstetricia, ha asegurado que hay un evidente racismo tras la decisión del Ministerio.

“Bajo qué acusación van a enviar a una mujer amenazada a la Fiscalía? Hay un artículo en el Código Penal sobre la mezcla racial. Van a ser procesados en función de ese artículo”, ha explicado Tiras.

El experto ha recordado que la Unión Europea y el Parlamento Europeo regularon en 2004 el campo de la inseminación con ayuda médica, con donantes y bancos de esperma. “Ahí es hacia donde queremos ir, y vamos y lo prohibimos. Incluso en Irán esta permitido y la mayoría de los árabes que quieren tener hijos van a Irán”, ha indicado Tiras.

El ginecólogo señala que el propio primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, ha recomendado a los ciudadanos tener tres hijos. “Esto es una contradicción. El Ministerio de Sanidad restringe a uno el número de embriones que se pueden emplear (en los tratamientos de fertilidad). De esa forma las posibilidades de embarazo se reducen al 30 ó el 40%”.